EmpreNautas

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Innovación: ¿un desafío o una carga?

Correo Imprimir PDF
Innovacion
Foto fdecomite

Hemos hecho referencia a la innovación en varias ocasiones desde ópticas diferentes como la gestión del cambio, los nuevos tipos de estructuras organizativas, la afección a las políticas de RRHH, la creatividad, etc. Siempre hemos diferenciado el proceso creativo del de implementación, más aún en el campo de las nuevas ideas e, incluso, las llamadas grandes ideas.

 

Hoy vamos a adentrarnos en otra arista aún más complicada, si se quiere, porque pone en evidencia la difícil relación humana en los equipos cuando las carencias en el liderazgo dejan aflorar las resistencias naturales al cambio. Es decir, que si ya de por sí el cambio es una barrera al que la mayoría se resiste, hay una especie de fuerza gravitatoria que hace difícil (a veces imposible) que la idea tenga adhesiones y, finalmente, se implemente. Por más brillante que sea siempre se enfrenta a un cierto grado de resistencia.

 

 

 

Como diría el padre del conductismo moderno y de la Teoría de las Decisiones en las organizaciones, “no hacemos juicios de valor, porque éstos quedan librados a Dios y la consciencia, sino juicios fácticos, porque nos basamos en los hechos”. Qué razón llevaba Herbert A. Simon al denominar dicho análisis “racionalidad limitada”. Conocía en profundidad todos los entresijos de la conducta humana y sus relaciones entre grupos y de estos con la dirección. Por ello, cuando nos referimos a la resistencia, no es una valoración que hacemos: es un hecho probado en toda organización porque siempre hay adeptos y detractores del cambio.

 

Cuando surge la idea, quien la ha pensado y desarrollado tiene que saber si realmente lo es y presentar como es debido en qué beneficia este proceso de innovación a la organización porque, desde el inicio de este tránsito hacia la implementación, surgirán a su paso todas las fuerzas opositoras, con frecuencia dentro del propio equipo.

 

Gestionar bien el tiempo

 

La gestión del tiempo es esencial para respaldar una nueva idea. Una vez que se haga un anuncio formal hay que asegurarse que se tenga un mínimo de apoyo porque, una vez iniciado el proceso, ya no habrá vuelta atrás. Hay que asegurarse que las ideas están bien planteadas, tanto desde el punto de vista formal como del de fondo, especialmente si no es seguro que tanto el equipo como la dirección van a hacer los mismos esfuerzos para llevar la idea adelante hasta buen término.

 

Crédito personal

 

Es importante el crédito personal (prestigio) que se tenga en la organización en todos los niveles porque a mayor crédito que merezca el impulsor de la idea, menos resistencia tendrá para desarrollarla y lograr una innovación final.

 

La resistencia interna tiene costes para la empresa

 

Cada vez que se pierde demasiado tiempo buscando votos favorables para desarrollar e implementar la nueva idea, igualmente se está malgastando tiempo y dejando espacio libre a nuestros competidores directos que no pararán de probar nuevos productos y servicios en el mercado.

 

Conocer bien a los detractores y estar atentos a los cambios de opinión de los aliados

 

En cualquier actividad de la vida que desarrollemos siempre tendremos que contar con aprobaciones y críticas. En algunos campos de actuación profesional, como es la política, la crítica es la regla y no la excepción. En otras áreas de conocimiento como la investigación científica, la crítica tiene que estar muy fundamentada en la evidencia empírica, no dando lugar a especulaciones.

 

Las organizaciones, como dice Amilcar Etzione, gran tratadista italiano de la Teoría de las Organizaciones, “son una conjunción de elementos humanos y materiales con un fin común”. Pero nosotros agregamos: hoy día prevalece, por encima de todo, el factor humano y, respecto al fin, se ha pasado seria revista para que exista uno de tipo social.

Por ello, dentro de las organizaciones ya no cabe (como antes) la imposición desde la dirección porque ésta así lo manda, sino elconsenso en casi todo, aunque la decisión finalmente es patrimonio de un consejo o una dirección general.

 

Por tanto, contar con un pequeño grupo que dé apoyo a la idea (que se comprometa) en el proceso de innovación es políticamente fundamental. La cuestión es si las personas que se suman de inmediato (del equipo, de otros departamentos, etc.) son claves o no. Si lo son, hay que ampliar el grupo para que la adhesión al proceso sea lo más mayoritaria que se pueda. No olvidemos que estamos en tiempos de crisis y, si bien el factor humano es esencial, la escasez de recursos materiales puede malograr ese cambio que se quiere imprimir a la organización. Los que sostengan las restricciones presupuestarias (financieras) se basan también en hechos, lo que los hace en detractores de carácter blando, pero detractores al fin y al cabo.

 

En todo grupo humano también se producen cambios de opinión a medida que un proceso está en trámite. Ocurre con cosas simples, como el cambio de servicio de fotocopiado y demás cuestiones auxiliares sobre las cuales la gente opina de manera diversa, a veces vehementemente, aunque en ello no se juega la permanencia de la empresa en el mercado. Entonces puede ocurrir que dentro de las personas que forman parte del colectivo aliado, algunos se pasen al de los detractores, del mismo modo que quepa la posibilidad de que haya miembros que finalmente se convenzan de la necesidad de implementar el cambio.

 

Experiencia e integridad personal

 

La experiencia probada con una sucesión de decisiones acertadas a lo largo de varios años es el pasaporte para la acción. Pero siempre deberá apoyarse en la integridad personal por encima de su rango de autoridad posicional en la organización. De esta manera, el equipo y la gente en general creerán siempre en las nuevas propuestas porque existe un buen acelerador de ideas e innovación, que no es otra cosa sino la integridad y experiencia del buen líder.

 

Tener preparados la defensa frente a los argumentos contrarios a la idea

 

La crítica puede derivarse tanto de tomar una acción, como de no tomar ninguna. Hay que estar preparado para ello, pero especialmente tener muy claros y de manera simple y contundente cuáles son los argumentos que sostienen la idea y la factibilidad técnica de su puesta en marcha.

 

Cuando haya que exponer una idea en una reunión de comité extraordinario (quien tiene como responsabilidad dar su opinión, a veces vinculante (y otras no) para que la dirección tome la última decisión al respecto), quien promueva el proceso innovador y creativo tendrá que saber aceptar las críticas de buen grado y estar preparado para rebatirlas con argumentos sólidos.

 

Estamos acostumbrados en la discusión diaria a no utilizar argumentos de peso, a dejarnos llevar a menudo por tópicos y prejuicios. Pero la cuestión no es cómo lo percibimos o lo perciben los demás, sino de qué se trata en realidad. En ese cuerpo a cuerpo es donde el buen líder tiene, como decimos en el título del artículo de hoy, la carga y el desafío, debiendo sacar ventaja porque no solamente domina lo que tiene entre manos sino que está apelando a su trayectoria, su gran conocimiento de la organización pero, muy especialmente, su dominio del entorno. Saber hacia dónde va la sociedad, el mercado y la organización.

 

Autores

José Luis Zunni es Director Edición Online ECOFIN, Miembro de la Junta Directiva de Economistas Críticos, Ponente de Seminarios de Liderazgo y Management de la EEN y Coordinador del FORO DE MANAGEMENT Y NUEVA ECONOMÍA DE LA EEN, Analista de la realidad actual y especialmente en los aspectos económicos, políticos y sociales, Experto en Management y formador de directivos y profesionales en las técnicas de liderazgo.

Eduardo Rebollada Casado es miembro de la Junta Directiva de Economistas Críticos y Consultor y analista de la realidad social, política y económica.

 

Fuente: http://www.een.edu/blog/

Última actualización en Viernes, 27 de Septiembre de 2013 19:18  
Share


¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

 

Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

 

Suscribite desde aquí


Para Pensar

 

"Un emprendedor suele morder más de lo que puede masticar, con la esperanza de pronto aprender cómo masticarlo".

 

Roy Ash