EmpreNautas

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

13 cosas para evitar sabotear el éxito

Correo Imprimir PDF
éxito
Foto Stuart Caie

El uso diario del correo electrónico, las redes sociales y la comunicación digital mantiene conectado a una persona de negocios y en especial de las comunicaciones la mayor parte del día.

 

Las personas que leen lo que escribes reciben una apreciación e impresión de ti. Además, lidiar con personas en el trabajo personalmente, en reuniones o por teléfono son escenarios que debemos cuidar para mantener siempre el profesionalismo.

 

Es por esto que, sin importar la edad, el campo laboral en que te encuentras o profesión, existen pequeños detalles que sin percatarnos hacen que autosabotees el éxito que puedas tener.

 

La página cibernética Forbes.com te ofrece las siguientes recomendaciones:

 

 

1. Cuidado con la gramática: la falta de acentos, palabras mal escritas, omitir tildes, diéresis y letras mayúsculas da la impresión de que quien escribe es una persona descuidada y que no se fija en los detalles.

 

2. Vagancia: existe momentos en que no se cuenta con la energía necesaria para realizar tareas, ya sea por enfermedad o por otra razón. Sin embargo, esto no debe ser la constante cuando del trabajo se trata. Además, ser desorganizado y "chapucero" da una terrible impresión ante los demás.

 

3. Cuidado con tu espíritu vendedor: si bien es cierto que toda actividad social pudiera ser perfecta para originar una venta, se requiere ser diplomático, cordial y no llegar a atacar a posibles clientes. Sé atento, conversa y conoce la persona. Luego evalúa si es el momento adecuado. De no ser así, intercambiar tarjetas de presentación puede ser el inicio y abordas a la persona al día siguiente.

 

4. Mide tus palabras: Cuando te expreses ten cuidado de hablar mal de antiguos jefes o de ex-colegas. Solo deja una mala impresión del tipo de persona que eres. Habla solo lo necesario, con respeto y simpatía.

 

5. No prometas demasiado: las expectativas son importantes. Sin embargo, comprométete solo con lo que estés seguro que puedas cumplir. Nada peor que quedar mal ante los demás.

 

6. Culpar a otros: Somos humanos y todos cometemos errores. El echar a los demás la totalidad de las desgracias o malos resultados que puedas tener te hace lucir como irresponsable. Asúmelo.

 

7. Impaciencia: En los negocios nada ocurre de la noche a la mañana. Se requiere de trabajo, paciencia y empeño para lograr lo que se quiere. No busques soluciones rápidas a problemas complejos. No las hay.

 

8. Sé auténtico: Haz lo que nazca de tu corazón, piensa por qué quieres hacer las cosas en realidad y muévete a ello. El esforzarte a realizar algo que no sientes se notará en tus actos y la manera en que te desempeñas.

 

9. No tener propósito: cada día te preguntas cómo invertir tu dinero, tiempo y emociones. Debes saber lo que quieres y dirigirte a ello. Busca una meta y ve por ella hasta alcanzarla. Te sorprenderás de lo que puedes lograr.

 

10. Comprometerte demasiado: Cada vez que dices "sí" estás diciendo "no" a algo más. Decide prioridades y pregúntate si ayudará a alcanzar tus metas. Sino, no te comprometas y  mejor di "no".

 

11. Complicaciones: En la vida siempre ocurren complicaciones de todo tipo que pueden afectar el desempeño laboral: desde problemas con el auto, enfermedades, ayuda a un familiar o a un amigo, siempre suceden cosas que pueden hacer que te desenfoques. Evalúalas, resuélvelas en un momento estipulado y sigue adelante. Que las complicaciones no te detengan.

 

 

 

12. Sumar y restar: Cuando la situación se complica, la balanza se inclina a hacer más y sobrecargarse. Trabajas horas extra, otros demandan más tiempo de ti. A corto plazo se siente bien. Sin embargo, si se convierte en una costumbre, te darás cuenta de que lograrás menos de lo esperado. Enfócate más en lo que debes hacer. Dedícale más tiempo a pensar cómo hacer las cosas de manera ordenada, así cuando tengas que ejecutarlas, tomarás menos tiempo.

 

13. Evita el drama: A veces los ánimos se caldean, se forman discusiones y diferencias entre colegas, es normal. Esto debe ser excepción y no la regla. Mantener un ambiente laboral cargado de tensión y coraje hará que se pierdan confianza y destruye las relaciones laborales. Después de todo, pasas 9 horas de tu vida junto con un grupo de personas que tienen en común lograr resultados positivos en el trabajo y mantener el empleo. Sigue adelante y lógralo.

 

Fuente: http://www.elnuevodia.com/

 

 

Última actualización en Viernes, 03 de Enero de 2014 09:43  
Share


¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

 

Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

 

Suscribite desde aquí


Para Pensar

 

 

"La motivación se da cuando tus manos y pies siguen trabajando cuando tu cabeza dice que no se puede lograr."

BENJAMÍN MORRELL.