EmpreNautas

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
El carajo

El vendedor de chiles.

Correo Imprimir PDF
El vendedor de chiles

En mis viajes de supervisión al equipo de ventas en la ciudad de Zacapa, en el oriente de Guatemala, recuerdo que había un hombre que vivía en la bifurcación de una carretera; aprovechando el estratégico lugar, tenía un negocio en el que vendía chiles rellenos; a lo largo de la carretera se veían rótulos anunciando su negocio, de tal manera que allí se detenían automovilistas y pilotos del transporte pesado por igual.

 

Con el tiempo, su negocio creció tanto que el hombre compró el terreno vecino para plantar las matas de chile que le proveerían de su materia prima, así como una granja de gallinas para obtener los huevos necesarios y también parte de la carne que requería.

 

De esta manera, siendo un próspero empresario pudo sostener los estudios universitarios de su único hijo.

 

Última actualización en Miércoles, 21 de Noviembre de 2012 19:56 Leer más...
 

El niño y el elefante

Correo Imprimir PDF

Cao Cao, el monarca del estado de Wei recibió un elefante como regalo de otro rey. Era la primera vez que las personas de su reinado veían un animal tan enorme. Cao Cao sintió la curiosidad de conocer su peso.

 

No había ninguna balanza tan grande para poner en ella el enorme elefante y ninguno de sus ministros, consejeros o sabios sabían cómo pesar al animal. Cao Chong, el hijo menor de Cao Cao, que tenía entonces cinco años, se ofreció a ayudarles. La gente internamente se burló de su iniciativa.

 

El niño pidió al monarca que hiciera subir al elefante a una barca que estaba amarrada a las orillas del río.

 

El peso del elefante hizo que la barca se hundiera parcialmente en el agua. Cao Chong se subió a otra barca y se acercó hasta la otra en donde se encontraba el elefante.

 

Última actualización en Jueves, 25 de Octubre de 2012 21:07 Leer más...
 

Después de un tiempo.

Correo Imprimir PDF
Despues de un tiempo

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma; y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...

 

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construír todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

 

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

 

Última actualización en Miércoles, 17 de Octubre de 2012 09:51 Leer más...
 

El cuento de las herramientas.

Correo Imprimir PDF
El cuento de las herramientas.

En un pequeño pueblo, existía una diminuta carpintería famosa por los muebles que allí se fabricaban. Cierto día las herramientas decidieron reunirse en asamblea para dirimir sus diferencias.

 

Una vez estuvieron todas reunidas, el martillo, en su calidad de presidente tomó la palabra.

 

- Queridos compañeros, ya estamos constituidos en asamblea. ¿Cuál es el problema?.

 

- Tienes que dimitir- exclamaron muchas voces.

- ¿Cuál es la razón? – inquirió el martillo.

 

Última actualización en Miércoles, 10 de Octubre de 2012 20:53 Leer más...
 

Churchill y el éxito

Correo Imprimir PDF
Churchill y el éxito

Ayer fue un día -tiene que haber días para casi todo- de esos en los que aparentemente, nada excepcional -aparentemente insisto- ha pasado, pero uno se siente más cansado...de por dentro...porque algunas cosas no han salido como esperábamos...ahí está la clave, en el verbo...esperar.

 

En uno de mis grupos de Linkedin, me aparece a menudo el recordatorio de un debate, que se titula algo similar a "No está bien visto hablar de fracasos, sólo de éxitos"...y pensaba que a veces le colocamos a los acontecimientos la "etiqueta" de fracasos...prematuramente...o más bien, se nos asoma esa palabra a la mente, digamos, con cierta facilidad o rapidez.

 

Prematuramente porque hemos de pararnos -otra clave, ya lo saben- a analizar el por qué...y en muchas ocasiones, nos daremos cuenta de que esperábamos demasiado, de una situación, de una empresa, de una persona...

 

Última actualización en Lunes, 24 de Septiembre de 2012 13:26 Leer más...
 

La flor que no sabía florecer‏

Correo Imprimir PDF
Stock Photos: Surprise. Image: 198633

Érase una flor cuyo mayor deseo era florecer, era tanta su obstinación que no pensaba en otra cosa. No dejaba de observar a las otras flores que lucían bien desplegadas y hermosas mientras se decía: "¿Por qué no puedo ser como ellas?, ah ya lo sé, soy demasiado torpe! Por eso no he florecido ya....." se lamentaba para sí misma la pequeña florecita, todavía replegada en capullo.

 

Una abejita se acercó a ella y le pidió educadamente si tendría la amabilidad de abrir sus pétalos para recolectar un poco de su polen, a lo que la flor le contestó:

 

"Qué más quisiera yo?... ojalá pudiera ayudarte, pero no sé como hacerlo, lo intento y lo intento mas nada ocurre....ve y busca otra flor, yo no sirvo para nada".

 

Última actualización en Sábado, 15 de Septiembre de 2012 20:40 Leer más...
 

En pie

Correo Imprimir PDF
Free Stock Photo: Looking for the best view. Image: 223775

Sigo en pie

 

por latido

 

por costumbre

 

por no abrir la ventana decisiva

 

Última actualización en Lunes, 20 de Agosto de 2012 18:19 Leer más...
 


Página 6 de 24

Últimas Noticias

Articulos Relacionados

Ingresar


¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

 

Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

 

Suscribite desde aquí


Para Pensar

 

"Los emprendedores promedian 3,8 fracasos antes de alcanzar el éxito. Lo que diferencia a los que tienen éxito es su extraordinaria persistencia".

 

Lisa Amos