EmpreNautas

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Producto Mínimo Viable y su magia

Correo Imprimir PDF
Producto Mínimo Viable
Foto Marcin Wichary

En la película Big de Tom Hanks (1988) el protagonista trabaja como directivo de una gran compañía juguetera cosechando grandes éxitos gracias a su ojo clínico para conocer qué juguetes gustarán más o menos a los niños.

 

Las aptitudes del protagonista resultan ser de gran valía para la compañía, que ante el lanzamiento de un nuevo producto (promociones, publicidad, distribución, etc.) debe asegurar que el juguete dispondrá del éxito esperado y reducir los  riesgos al máximo.

 

 

 

Relacionado con este ejemplo, a todos se nos viene a la mente la tan recurrente imagen de varios niños jugando con nuevos juguetes en una sala y tras un cristal los investigadores de la compañía estudiando y aprendiendo sobre  los comportamientos de los niños.

 

Esas pruebas son “test” a pequeña escala con un reducido grupo de niños para confirmar si un juguete tendrá éxito antes de lanzar el producto a gran escala.

 

En esas pruebas reside la esencia del Producto Mínimo Viable. Vamos a desgranar poco a poco la magia de estos test:

 

¿Qué es realmente un Producto Mínimo Viable?

 

Producto mínimo viable es aquel producto con las mínimas características posibles con el claro objetivo de aprender la máxima información posible (conocimiento validado) sobre los usuarios/clientes y su experiencia de uso y que requiera el “intercambio” de algún recurso escaso por parte del cliente (tiempo, dinero, atención) con el mínimo esfuerzo posible por parte de la organización. (*)

 

Producto mínimo viable y nuestra proposición de valor

 

Nuestra proposición de valor está compuesta básicamente por tres aspectos:

 

  • Características producto/servicio
  • Beneficios generados y
  • Problemas resueltos
  •  

    Todo ello para un segmento de mercado especifico. El objetivo de nuestros productos mínimos viables se trata básicamente en que nos permita aprender y testar nuestras hipótesis con nuestros clientes.

     

    Se trata de un test, a pequeña escala, tal y cual como el que realizan los investigadores con los juguetes y los niños.

     

    Esa es la relación más importante entre nuestra proposición de valor, nuestras hipótesis y los productos mínimos viables que vamos a construir.

     

    Producto Mínimo Viable y los clientes.

     

    Al igual que en el ejemplo inicial, nuestro producto mínimo viable no está pensado para la totalidad del mercado, nuestro test está orientado a los clientes agrupados bajo el nombre de “earlyadopters”.

     

    Estos clientes son un grupo de vital importancia para nuestros lanzamientos ya que no muestran especial atención a los detalles y a la perfección del producto y son capaces de ver y entender el producto/servicio que tienen entre manos y qué beneficios/problemas les resuelven.

     

    Basado en todo lo anterior, es importante diferenciar los productos mínimos viables para productos físicos y para productos online.

     

    Producto mínimo viable para productos físicos

     

    Para testar y validar nuestra proposición de valor (características, beneficios y problemas) lo que realmente necesitaremos es “algo” que nuestros clientes puedan tocar, ver, sentir.

     

    Poner el Producto Mínimo Viable en sus manos y obtener sus reacciones y opiniones.

     

    Haciéndolo de esta manera, lo que conseguiremos es:

     

  • Confirmar que entendemos el problema que queremos solucionar.
  • Nuestro producto soluciona el problema para el que ha sido diseñado.
  • Aprender sobre las mínimas funcionalidades necesarias.
  •  

     

    Producto mínimo viable para productos digitales

     

    En este caso debemos empezar por una web/app de “baja fidelidad” que nos permita obtener feedback de nuestros clientes lo antes posible.

     

    Las Web/App de “baja fidelidad” pueden ser demos, flash demos, landingpages, etc. y el objetivo es que nuestros visitantes puedan ver las características, descripciones y finalmente que puedan entender qué beneficio/problema les resolverá esa app/web.

     

    Nuestro principal objetivo será confirmar que entendemos el problema que estamos intentando resolver, lo que realmente buscamos con este test es obtener feedback lo antes posible.

     

    Posteriormente construiremos nuestra Web/App de “Alta fidelidad”, partiendo del conocimiento validado del test anterior, con un mejor diseño, mejores explicaciones, características detalladas, etc.

     

    Nuestro principal objetivo será confirmar que entendemos correctamente la solución que vamos a desarrollar.

     

    Esto nos permitirá no fabricar web/apps que nadie quiere y maximizar el aprendizaje por tiempo invertido.

     

     

     

    La magia de un Producto Mínimo Viable

     

    ¿Qué no es un producto mínimo viable?

     

    El producto mínimo viable no es hacer algo sencillo, rápido y con las menores funcionalidades posibles y ver qué sucede. Aquí: cómo diseñar un Producto Mínimo Viable.

     

    El producto mínimo viable no consiste en reducir al máximo las funcionalidades y ponerlo en manos del cliente.

     

    La actitud “just do it” no nos aportará grandes resultados con los productos mínimos viables.

     

    ¿Qué es un producto mínimo viable?

     

    El Producto Mínimo Viable está basado en iteración e interacción centrados  en conocer las necesidades de los clientes, los beneficios aportados, los problemas resueltos y en validar nuestras hipótesis.

     

     

    Fuente:  http://risklean.com/producto-minimo-viable-magia/

     

     

    Última actualización en Sábado, 14 de Septiembre de 2013 23:59  
    Share


    ¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

     

    Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

     

    Suscribite desde aquí


    Para Pensar

     

     

    "Solo triunfa en el mundo quien se levanta y busca a las circunstancias, y las crea si no las encuentra."

    Bernard Shaw